Users Online

martes, 19 de enero de 2010

POR MIL EUROS...

Algo interesante, que he leído, me lo encontré,...una fábula...:)


"Una joven pareja estaba duchándose cuando de repente llamaron a la puerta de su casa.
Tras discutir quién iría a abrir, al final, la mujer salió de la ducha muy contrariada. Se cubrió con un toalla y, goteando, fue a abrir la puerta.
Al hacerlo descubrió que quien llamaba era el vecino del sexto, que le dijo:
- Te doy mil euros si dejas que la toalla caiga al suelo y me enseñas tu cuerpo desnudo.
La mujer se quedó de piedra ante una oferta tan extraña y a la vez tentadora.
- Vamos, son mil euros,..y sólo tienes que dejar caer la toalla al suelo!- insistió el vecino mientras le mostraba dos billetes de quinientos totalmente nuevos.
Ella empezó a dudar, y le preguntó:
- ¿Sólo la toalla? ¿Nada más?
Y el vecino contestó:
- Nada más.. Dejas caer la toalla y te llevas mil euros.
Finalmente la mujer accedió, convencida de que aquella era una manera muy fácil de ganar mil euros. Así, lentamente, se desató la toalla y dejó que cayera al suelo mostrando su cuerpo desnudo, mientras el vecino la miraba y la volvía a mirar sin reparos.
Luego, tal y como había prometido, le dió el dinero, y se fue.
La mujer, aún asombrada con lo que acababa de suceder, recogió la toalla del suelo y volvió a la ducha con su pareja, que le preguntó quién era.
- Era....el vecino del sexto.
Respondió ella tratando de disimular.
- ¡Fantástico!! - dijo él- ¿Te ha devuelto los mil euros que le presté??
CONCLUSIÓN:
Dos posibilidades....
a. Aquí se ilustra de los peligros de no compartir toda la información con los que te rodean.
b. Quién alguna vez no ha deseado ardientemente hacer como el vecino del sexto! ;)

6 comentarios:

  1. Como sin comentariooos???
    ...y esa risita..???
    no serás tú el de los mil euroooooos???!!!!
    jajajajajaja :O :O

    ResponderEliminar
  2. Una variante de esta historia salió publicada hace tiempo en el semanario satírico El Jueves. En aquella ocasión la chica que abría la puerta, también únicamente vestida con una toalla, se encontraba con un tío que le iba ofreciendo billetes de 500 a medida que accedía a sus deseos. Luego resultó que era el padre de una compañera de piso que venía a darle un préstamo a su hija ausente.

    ResponderEliminar
  3. Hola South! Que sorpresa!!! no sé, supongo, de todas las historias hay variantes...ésta le leí el otro dia en un libro que me estoy leyendo y me hizo sonreir, y en un impulso de los mios...me apeteció ponerla. Variantes...el mensaje es el mismo! :)
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  4. Que buena historia... Yo una vez sali a abrir la puerta nada más que con la toalla... era la vecina de arriba... pero solo me devolvio un paquete de leche, y se fue antes de que incluso yo dejara caer (por descuido...) la toalla...

    Sigo aqui, echandote un vistazo...

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajajajaja claro en ti eso no vale, lo de los billetes! jjajaja la vecina, que te vería venir! ;) se los hubiera tenido que dar tu a ella en este caso!
    Un beso desde mi rincón

    ResponderEliminar