Users Online

jueves, 30 de diciembre de 2010

Antes de que te vayas...



Mi Querido agonizante,

No quería que te fueras sin despedirme, sin sentarme un rato contigo antes de que te marcharas. Tenía ganas de pillarte...Te estás muriendo, lo sé, apenas dos días de aliento te quedan... lo siento, ley de vida, pero, siiiiiiiiiii, tengo muchas ganas de que te vayas, que desaparezcas de mi vista y de mi vidaaaaaaaa. Ains mi senil 2010, debo admitir que me alegro que mueras y agonices si te soy sinceraaaaaaaaa. Me lo has puesto dificil. Has sido un año duro, complicado...has sido egoísta, frío, orgulloso, soso,...y mira que intenté llevarme bien contigo... Desde el principio me regalaste grandes ausencias, despedidas, unas cuantas, de personas muy queridas y especiales para mí, de esperas laborales laaaaaaargas e inacabables, de desencantos, de desilusiones, de injusticias, de no entender,...hasta me has regalado una operación, en la que lo he pasado fatal, tú sí que sabes...Claro, que mirándote positiva y optimista podía haber sido peor. Mucho peor. Claro que sí, no todo ha sido malo y negativo, también he tenido momentos buenos, días con sorpresas, risas, y mucho de bueno, que en parte has querido mantener para mí, y en parte sabes que yo he puesto mucho de mí para hacerlo. Y te estoy agradecida, por supuesto, de corazón, sobre todo porque he estado contigo compartiendo y puedo seguir haciendolo... Porque pienso hacerlo, como siempre, recuperada, y lista para seguir luchando. Pero te has pasado, sí, así que ya he tenido bastante. Lárgate de una vez....tacaño...Capullo!!! jijiji aunque seas viejito, siiiii, te lo digo a la cara. O si quieres te beso el culo, con tal de que te pires...
Me quedo aquí muy, muy animada, ilusionada y esperanzada esperando a tu nuevo hermano, mira, si hasta tengo los brazos abiertos para que aterrice en mí!!!. Me gusta el 11...así que me va a caer muuuy bien...Y pensándolo bien, en mi camino andado y mi relación con toda tu familia, casi siempre me llevo bien con uno, y regular con otro. Os vais intercalando. Así que después de fastidiarme bastante, jodido moribundo, el que está por nacer, siguiendo mi regla de tres, toca bueno. Sé que será un año especial...porque sí, porque me toca éste y porque quiero y siento que va a ser así...Porque todo lo que no me has dado tú, sé que me lo guarda él.

De momento, te quedan menos de 48 horas de vida, y me las tomo de respiro, de vacaciones, para despedirme de tu presencia como dios manda..;P sin lloros, ni penas, ni lamentos por tu marcha... mira mi mano...te despide...lentamente, tranquila y relajada, y mi boca, lo siento pero sonríe...y empiezo ahora mismo a recibir al que está por llegar como se merece!!! Gracias por todoooo, encantada, pero hasta nunca.

Aah! dile a los Reyes Magos que una menos, que no les pido nada, hay muchos que necesitan más que yo, y además no creo que se repita el regalo maravilloso que me hicieron el año pasado, así que no pido.. De todas formas, me da igual...hace tiempo que tengo muy buen rollo con Papa Noel, me cae mejor, y es mucho más simpático y generoso, y eso que trabaja él solito...

Mi entrada del año nuevo ya la empiezo a celebrar y ummm a saborear...desde ya!...así que no será feliz....ya lo es!

Feliz 2011!!!

viernes, 24 de diciembre de 2010

Medio llena...



No tenía ganas de Navidades este año. Ningunas. Antes de que llegaran...Pero ya están aquí...y me alegro de ser cómo soy...porque por fin me emociono...me emociono porque me da la gana y soy así...me emociono porque siempre hay un lado negativo, feo, pesimista, y siempre acabo por ver el contrario...me emociona esta canción desde que era una niña... y me han emocionado estos días hasta dónde se remonta mi memoria. A pesar de la desilusión que hoy en día rodea estas fechas, por todo eso que han ido adquiriendo como durezas perennes, llenas de excesos, consumismo desmedido y compromiso acrecentado, siguen teniendo un algo especial...y me emociono porque después de todo ese desánimo, consigo ver por fin lo que siempre me había emocionado, y pensaba que había perdido.... Así que me quedo con ese espíritu que siempre me acariciaba y por fin me roza...me quedo con la ilusión, con las sonrisas compartidas, con los momentos con todos los que quiero, con el recuerdo de los que no están, con el abrazo de los que me quieren, con el momento vivido y la esperanza del que aún me tiene que llegar... me quedo con el olor a vida, y a los sueños que aún me quedan por hilvanar, sea o no Navidad.
Así que sin ganas antes, pero dispuesta ahora a disfrutar de todo y del todo, como siempre, de momento mañana pienso ponerme muuuuu guapa, y rodeada por todos los míos, prepararemos una cena especial para una noche especial, bailaremos, reiremos, le abriremos la puerta a Papa Noel, mirando los mayores la cara de todos esos enanos cuando lo vean y empecemos a abrir regalos, me llenaré de amor, de risas y de momentos...contenta y feliz, porque sé que esos encuentros no solo los tengo estos días, sino muuuuchos días del año.
Y porque esa ilusión, no solo me la trae la navidad, me la llevo puesta para los 365 días que quedan...(bueno, está bien...lo intento, no todos...menos algunos en los que la mala leche, el estrés o el ánimo bajo me impiden saborearlos...;S )

Porque la vida, como el vaso, puede verse medio vacía...pero a pesar de todo, siempre acabo por verla medio llena...y en Navidad, no iba a ser una excepción!

Todo lo mejor para estos, días...para quién lo celebre, y para quién no, también!!!

Felices Fiestas a tod @s

viernes, 10 de diciembre de 2010

Con las luces apagadas...








Entre intermitencias acolchadas de un paseo hermoso y duro, no bajaré mi barbilla ni si quiera para llorar, si un caso, sólo para que me la puedas besar.
Dice la luna que el viento le va esta noche a buscar, para contarle momentos en los pueda brillar, con él de pareja de baile y así, entre los dos, poder adornar una conquista profunda en un sueño por crear.
Y en la mirada perdida, anclado un segundo, esperando una sonrisa para poderse estrellar contra el tacón que resigue de puntillas un placer por encontrar.
Dicen las luces que en la hora del apagar, dejarán lo imprevisible colgando de una solapa para que alumbre a las sombras y las guarde en el trastero y así poder por fín juntos bailar.
Quítate los zapatos y rueda conmigo, en una voltereta hacia atrás en la bajada en pendiente de los botones por desabrochar y las caricias por derramar.
Dice la mirada ascendente que juró lo eterno sobre un papel por inventar, con las luces apagadas, y entre los pasos de un tango, un fuego por recrear.


viernes, 3 de diciembre de 2010

PoR si AcaSo..





Por si acaso mis pasos, sonoros o susurrantes, se pierden en el ángulo quebrado de la noche nómada efervescente.

Por si acaso mi grito afónico e iluso se quiebra con el viento salvaje del olvido, con olor a olivo y a guinda de ron.

Por si acaso mi nombre zozobra en la marea de un oleaje concupiscente provocado por el maremoto de la prudencia y un miedo loco.

Por si acaso la vasija que contiene el sentido del impulso puro se resquebraja en el movimiento incierto de un beso evaporado.

Por si acaso el cruce de caminos es divergente a las voluntades sordomudas y la escritura en braille es la única salida.

Por si acaso guardas mi voz en el almacén de rebajas, por querer obviar la oferta y explotar en la demanda.

Por si acaso mis palabras crean un suelo limpio de mármol, que con un corte certero terminan en el abismo del ensueño protegido, y por la magia amparado al abrigo de lo mundano.

Por si acaso la quimera de sentir acariciar sin rozar en la vereda de hondo suspiro, sincero y compartido se difumina en el alba.

Por si acaso hoy soy y mañana ya no digo.


Gracias siempre por compartir un ratito de vida conmigo

martes, 30 de noviembre de 2010

En tu andar disimulado.





Miras hacia otro lado, cerrando los ojos para no llorar. Pegando los labios para no demostrar. Las manos en los bolsillos, para que no se puedan quejar.
Y en el andar estropeado, que consigue disimular, la intención mal enfocada y una lección por aprender.
La pena ahonda con fuerza, sutil y helada como la niebla, que ni sabe dónde va.
Tan sólo el mirar sin verme te duele, ansiando que me beba tu llanto, y un perder sobrellevado entre trotes desbocados en rutina fastidiada con programa obligatorio.
Sin pedirte, sin perderte, luce todo lo que ya sé colgando de mis pestañas.
El envase de la ilusión pesa, pero no se nota, parado y amparado en el pulso duplicado por un latido improvisado.
En el silencio, yo y algo de ti.
La claridad del dia acerca el canto axfisiado de un sentir que me deslumbra.
A veces, pierdo el sentido. Y cobra sentido la vida.

jueves, 25 de noviembre de 2010

¿Cómo se llamará mañana?



Ayer se llamaba Carmen.
Y Elena.
Y Mª del Mar, Montse, Glória, Silvia, Rebeca, Ana, Lorena, Pilar, Eva, Isabel, Susana, Cristina, Yolanda, Olga, María, Sandra, Mercedes, Consuelo, Mari, Teresa, Mª José, Encarna, Sonia...
Hoy se llamaba Fátima.
¿ Cómo se llamará mañana ?
¿ Cúantos años tendrá?
¿ De qué nacionalidad será?
¿ Cúantos hijos llorarán su falta?
¿ Cúantas madres se repetirán tendría que haberla ayudado a pesar de no dejarme?

Quizás un dia deje de tener nombre y ocupar un lugar no deseado en las noticias de la primera edición del día. Ese que ella siempre intentó esquivar, sin fuerzas, sin aliento, sin voluntad ya después de tanto sufrir. Se acostumbró a verlo jugar a ser Dios y juez con el puño alzado. Se acostumbró a justificarlo por sus celos, su adicción y su caracter. Se acostumbró a la costumbre de no ser nada. Con todo lo que valía!!

Contra la violencia de género, no en un dia, en todos. Y no estoy sóla, somos muchos. Pero aún no es suficiente.





En una época de búsquedas, de recolocación de voces infantiles frente a susurros de mujer emergente y creciente. En una época de risas, películas de miedo, verdad o acción, carpetas con fotos, guiños tímidos y confidencias al sol entre clase y clase.
En un época de amanecer personal, de adolescencia rebelde e inquieta, de sensaciones reconvertidas, de sensibilidad encauzada, de un ser en construcción, vulnerable y tierna a lo exterior, en un dia cualquiera, a la hora de la merienda la vió aparecer.
Ella, apareció en su casa porque sabía que allí se sentiría protegida, entre una hermana mayor y una familia que
la adoraba.
La vió, tan pequeña y magullada, con lo que la quería. Avergonzada, acobardada, atemorizada, asustada,...Como siempre, pero ya no aguantaba más. Y llegó y causó en su mundo revuelo, sorpresa, miedo, pena...No sabía que pasaba, ni encontraba explicación, porque aún no la tenía y la desconocía. En su pequeño mundo aún no podía tenerla. Pero sin saber, sintió. Y allí, aquella tarde, sin ser su ojo, vió por aquel, deformado y amoratado. Lloró por aquella cara inchada y dolorida como si fuera la suya. Tembló con aquel cuerpo magullado y pisoteado. Aquella tarde, fué ella por tenerla tan cerca, y ver y sentir todo aquello en un momento de la vida en el que se absorve todo como una esponja, ansiosa por descubrir y mirar y aprender. Aquella tarde, se prometió y juró que eso nunca le pasaría a ella. A pesar de todo, no podía evitar escalofríos y una sensación extraña, mezcla de furia, impotencia, tristeza y desesperación, cuando veía que Ella, era otra cada día. Quizás algún dia la pesadilla acabaría.


A mi María.
Y a todas.
Las que lo habían intentado, las que no, las que lo han conseguido, y las que aún no tienen fuerza para poder hacerlo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

CoN EfeCtO



Nos contábamos, nos oíamos, en aquel bar en el que nos encontramos en un respiro del no parar. Sin oirnos del todo, porque no podíamos. Notaba tus ojos como me miraban, clavados en los míos, y de repente recorriéndome, desnudándome, casi lamiendo mi piel tu mirada. Notaba tu excitación, tu pene aprisionado contra tu pantalón, sin verlo, pero viéndolo. Notaba tu respiración acelerada por el deseo, en tu forma de tragar, y tus gestos me gritaban lo que deseabas...Notabas el ritmo de mis entrañas siguiendo el retumbar del tuyo. Notabas mis pupilas tecleando a través de las tuyas un secreto que adivinabas. Notabas mi humedad y mi sexo ansioso de ti.

De pronto, en un impulso, me levanté, como en sueño, y me oí decirte...perdona, ahora vuelvo, voy al lavabo...Sólo tardé unos segundos. Al volver, en ese camino, visulizándote allí sentado en la mesa del fondo, esperándome, viéndome acercarme, empecé a notar el efecto...con cada paso, mis caderas se balanceaban elevadas sobre mis tacones haciendo vibrar la carne de mis nalgas, excitándome cada vez más...el aire que se colaba por debajo de mi falda acariciaba la carne desprovista de prendas al abrigo de ojos, la que quedaba libre por encima del encaje de mis medias hasta llegar a la cintura, la falda aireba esa zona, haciendo que tan solo la caricia de esa brisa colada furtibamente me provocara estremecimientos, y ese andar... el ir acercándome cada vez más a la silla, a tu lado, hacía que en cada paso el roce entre los labios de mi raja, encharcada y húmeda, casi me provocara un orgasmo...mis muslos me recordaban que lo mojado resbalaba por ellos a tu encuentro...

Me senté. Y te sonreí. Ibas a hablar creo, cuando disimulada y suavemente cogí tu mano y la coloqué sobre mis rodillas, colocando en tu puño, lo que desde que salí del lavabo contenía el mío. Dejé allí en tu palma mis minúsculas bragas, mojadas con mi olor, hechas un ovillo, y te cerré los dedos sobre ellas, pasándote a ti el relevo.... Me apoyé en el respaldo de la silla, observándote...ahora me tocaba a mí ver tu efecto....

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Alérgica



Se estiró el cuello de la camiseta. No soportaba que nada la oprimiera demasiado. E inclinó la cabeza, en un gesto que desde fuera se interpretó como de confusión, pero que escondía un latido íntimo y secreto, que la animaba siempre en silencio.
Y pensó que alguien un dia, le habló de dificultades. Y si en un principio negó esa idea, recapacitó y pensó que quizás no estaba tan lejos de la realidad. De la suya.
Con el tiempo había descubierto una ligera alérgia a lo fácil, a lo servido en bandeja, a lo que sonaba a simple, pobre sonido, que iba acrecentándose con el paso de los dias, sin poder evitarlo. Y sin querer.
Un dia se cansó de los senderos frecuentados y cómodos y se perdió en los otros, yermos y revirados, buscándolos ya como una necesidad. Y ahí, en un recodo del camino se encontró alientos únicos y especiales. Concretamente en la inaccesibilidad de las sensaciones se encontraban intactas las mejores, perdidas también. Y decidió ya, no perdérselas jamás, buscarlas y encontrarlas por mucho que le costara.
Quizás lo dificil tenga esa especie de reto o superación, esa sensación de adrenalina que te recorre de arriba a abajo, de la que cuesta reponerse, pero que si te acostumbras, no puedes dejar de sentir.
Quizás la lucha por conseguir es lo que le hacía vibrar, sentirse viva, y sin ella el palpitar de la vida se volvía ténue y demasiado ralentizado.

Quizás esa superación le conseguía resurgir una chulería oculta a simples ojos, que la hacía poder con todo.
Quizás lo dificil, lo que tanto cuesta conseguir, sea lo que más valor tiene.
Quizás porque aunque en un principio no lo creyó, le iba lo dificil más de lo que pensaba.
Quizás porque se daba mucho siempre, toda, pero también exigía todo eso, sin decirlo, haciendo que un aroma especial, dificil de identificar por cualquier glándula pituitaria, la invadiera.
Quizás las dificultades unen siempre mucho más...Te suena?... a pesar de dejarla rendida y agotada en muchas ocasiones.
Y qué? Y en la lucha, de lo dificil, pensó, se dejaría la piel, y sobreviviría... Viviendo, como sabía, por el camino. Lucha dura, pero tan gratificante.
De momento acabaría de recuperarse.
Luego, aunque le costara, iba dejar de fumar.
Después, tenía que conseguir olvidarlo.
O eso, quizás sería demasiado dificil...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Al abrigo de una nota

Con esa tu suave soga, atada a mi cintura, que me arrastra, queriendo y sin querer, a los barrancos de tu imaginación.
En un nombre, encerrado un arrastrar de pasos seguidos al vuelo, cazados por la melodía suspendida entre las partículas invisibles, de una trompeta.
Y de la música salió un secreto, susurrado en suave gesto en mimo.
Evaporado el vértigo, reconvertido en danza, de dos desnudas almas, que comparten un minuto.
Y el minuto multiplicado durante un roce, en el baile de dos cuerpos cabalgano una nota.
Transcrita la nota en partitura real e imaginada, un encuentro recorre, y corre, entre los sentidos.
Entre un vibrar del aire expulsado a través de un instrumento, el aliento se detiene, entre sonrisas cómplices dibujadas sin pluma, entre miradas almacenadas en ángulo obtuso, tan sólo descritas por el eco de un nombre, que aguarda, cuando una necesidad grita...
Cuando me necesites, canta Alice.

sábado, 6 de noviembre de 2010

LATIENDO



El ruido amortiguaba los golpes,
si hubieran podido ser oídos...
Asonantes, consonantes.
TOC-TOC, TOC-TOC
Desde mi ventrículo izquierdo,
tu sonido acumulado
en largas noches de ensueño.
Y en la cuna del bombeo
los acordes que enraízan
sobre un sueño altivo y fiero.
Y por mis venas discurren,
los motivos acerados
por los que lates tan dentro...
y recorren sin camino
las esquinas de mi cuerpo,
recordando que el destino
a veces es buhonero.
Y las plaquetas defienden
lo que le grito al silencio,
y lo bordan, son simiente,
y renacen en injerto,
en la aorta revivida
con pasión, deseo y beso.
Y la transfusión me llega,
entre jirones de noche,
de tu sentir, alto y claro,
de lo que sientes, latiendo.
Tu corazón crea la danza,
mi alma baila descalza.
Tu cuerpo arde sin fin,
mi mente cuida de ti.
Lates conmigo al son de un repiqueteo
que lleva la vida en sí.

domingo, 31 de octubre de 2010

De Luces y Sombras.



El olor a otoño siempre inicia en mí una recolocación que cuesta. Tránsito inevitable de una estación a otra, que siempre me supone un gran esfuerzo, físico y emocional. El cambio de hora ese que lo único que hace es dislocarte horarios y relojes, de muñeca y biológicos, entre ritmos de luz ilógicos, que no antinaturales. Todo por ahorrar energía. Y qué pasa con la mía?...Me sienta fatal, como siempre, asentar los pies en esta estación!!!...tenía que soltarlo...Cada uno tiene sus batallas. Ésta es una de las mías. Esa luz del verano, el sol, el brillo, los días largos y aprovechados, noches cálidas que invitan al paseo, a la charla, que huelen a mar, a luna contemplada, a techo de estrellas, a ropa con color, a refresco, a duchas heladas... cambiados por tiriteras, kilos de ropa que me agobian, manos frías, luna de refilón, días acortados, mermados en claridad, en los que a media tarde parece que alguien haya apagado la luz...Se fuga estos días la luz sigilosamente, y no dejo de reponerla yo sóla, como puedo...

Pero la vida siempre sorprende...siempre, con esas sorpresas maravillosas escondidas en las esquinas del camino...Y entre luces y sombras otoñales, desfases horarios y días fríos, entre colores ocres, amarillos, marrones, ahí me estaba esperando una...única y especial, consiguiendo que a pesar de la falta de luz el otoño tenga ya para siempre un color y un olor inconfundible para mí. Me regaló una noche de otoño de hace unos cuantos años un recambio, reponedor de luz, una fuente fascinante que siempre me llena y me borda alegría, amor y mil sonrisas...Una noche de castañada (.. ;( que no de Hallowen...), una de esas fiestas que siempre me han encantado, como la verbena de San Juan, en las que las reuniones de amigos, o cenas en familia permanecen en mi recuerdo desde que tengo uso de razón, entre charlas, risas, castañas, cava, boniatos y panellets, con aroma a casa, a calor, a baile, a momento....Una noche de esas, después de cenar pronto, repartí besos y abrazos y, entre contracciones, tranquila y emocionada, acudí al hospital para verle por fín la cara a mi niño. Y allí entre enfermeras de guardia y médicos, entre apuestas por si nacería el 31 o ya con un pie en el dia 1, le miré a los ojos por primera vez. Desde entonces a pesar de todo, el otoño entre soles y nubes, entre sombras y luces, siempre tiene un toque especial con un brindis por y con la vida que en ese momento con él abracé.

A mi niño, y a esa sonrisa enmarcada en hoyuelos que es cuna de las mías, que cumplas muchos más....Felicidades mi amor, te quiero muchísimooo!




Pasarlo muy bien,...y portaros un poquito mal...;)

martes, 26 de octubre de 2010

En un respiro...



Qué es ese ruido?
Suena fuera un ajetreo que me resulta familiar... suena a mundo ...qué día será?... ya no sé ni en cual vivo...
Un rayo de luna se cuela entre las rendijas de la persiana, directo a mis ojos, y hace que me acabe por decidir. La subo, descubriendo a la noche mi guarida.
La ciudad duerme.
Que ironía.
Y yo me despierto.
Inspiro, profundo, por fin un rato de lucidez después de tantos días...
Y lo disfruto... sigilosa en la noche...desperezo mi cuerpo, dolorido, entumecido...estirándolo como una gata después de una sieta junto al fuego en una tarde de otoño.
Mi mente amodorrada, agotada de tanta tensión, tanto soportar, quejidos, lamentos y lloros, medicinas, cama, sofá y reposo y tanto dolor, me grita que basta ya...necesito moverme...rutina, sentir...ser yo.
Escribo en primera persona, no haya confusiones entre realidad-ficción...He llorado sí. A solas. Y a veces abrazada a una madre, que como cuando era niña, me abrazaba y me acariciaba la cara por verme así sufrir y pasarlo tan mal ... qué bien se está entre sus brazos, sólo la quería a ella en esos ratos...
Me quedan días aún, pero la recuperación dura y bruta ya pasó. Y sé que el ser humano tiene esa capacidad mágica para superar y olvidar momentos difíciles, haciendo que dentro de algún tiempo no recuerde ni la mitad de todo esto...
Y mi alma, mi alma necesita más aire, así que sin pensármelo dos veces abro ahora la ventana de par en par, dejando que entre el viento puro y frío, directo de la madrugada.
Necesito ventilar la casa. Y a mí. Necesito Aire, sí...pasa!
Porque por fin, ya puedo respirar y moverme.
Poco a poco... qué es eso que se oye??...mi música, mis risas, mi fuerza, mis momentos, mi gente, las risas de mis niños, que cómo me han echado de menos...soñar, seguir, luchar, conseguir, conquistar, sentir... ahí está mi alegría de vivir.




Grácias por regar, por el alpiste, por pasear al perro (ese que no tengo...así no ladra ni me muerde zapatillas ;) ) , por la miel (monada, está encantada la chica, que le has dado? ;P) por estar, por ese calor, los abrazos, los besos, todo ese ánimo y ese cariño y afecto que a veces traspasa esta pequeña pantalla virtual.

Un beso y un abrazo enorme para cada un@!!!!

jueves, 14 de octubre de 2010

Con mucho de mí...





Con la bolsa preparada, con muy pocas cosas en su interior, ahí estaba, mirando todas las demás. Joder, cómo le costaba irse. Y sabía que tenía que hacerlo.

- Venga, si no es nada! - Se dijo. Por centésima vez. Si hasta tenía ganas, hacía mucho, que pasara todo. Pero, ahora, en el día, en el momento, por supuesto que estaba asustada. Algo acojonada, vale!...Había sido un dia muy intenso, el de la cuenta atrás, y sin llegar a estar nerviosa, no había tenido ni tiempo, sí estaba inquieta e intranquila. Pero sobre todo durante todo el día, se había sentido emocionada. Sí, esa emoción que no pudo evitar que la invadiera, cuando vió a los suyos volcarse en ella. Los de dentro y los de fuera. Los de casa y los del trabajo. Emocionada hasta las entrañas de sentirse mimada, querida y apoyada. Y cómo agradecía tenerlos a todos. Afortunada en esos momentos, por eso se emocionaba. Así que los nervios, inevitables, estaban, pero acariciados. A los de las batas verdes no les tenía miedo, los veía cada dia, pero claro...desde otra perspectiva...no desde la camilla.

Y ahí estaba, lista, con lo puesto. Y tan desnuda. Sin adornos, joyas, abalorios, reloj, bolso, dinero, perfumes, cremas, champús, suavizantes, ni desodorantes que valga. Ahí, tan desnuda...Tan sólo con ese olor a desinfección pura y eficaz del jabón hospitalario.

Miró su mano...un Diazepam diminuto se perdía en ella...se lo habían dado para estar tranquila...no te necesito...le dijo, creo que templaré mis nervios yo misma, como siempre. Y lo guardó en el bolsillo, por si acaso luego...

Empezaba a amanecer. Debía irse. Al ir a cerrar la puerta, se paró en seco y volvió a entrar...en un pequeño trozo de papel, escribió rápida y decidida,


Volveré prontooooo!!...Cuidaros y cuidarme mi casita..aquí dejo mucho de mí...y que alguien me riegue las plantas, eh?!...a ese puñadito...que os quierooo! ;)...

Un besazo enormeeee


lunes, 11 de octubre de 2010

Momentos con olor y sabor





A ratos, en algunos ratos, tan sólo mecida por algo que me conmueve, el ritmo de la lucha se ralentiza. Y sóla, y a solas, reconduzco el tiempo y lo deshago, hecho jirones. Y huelo, y siento, y amo y sueño. Y sonrío. Me gusta lo que suena...y cómo suena. Y de pronto, el saborear instantes toma conciencia y sabor a mí. La banda sonora de mi vida siempre me acompaña y me consigue mimar, haciendo que el reportaje fotográfico de mis Momentos pase en Cinemascope por delante de mis ojos. Y es entonces, en esos ratos, que fabrico nuevos, y el gusto de la Vida, vuelve a estallar en mi boca...

viernes, 8 de octubre de 2010

Imantada a tu epidermis




Con mi alma en cabestrillo
prosigo en la maniobra,
imantada la caricia
en la epidermis dormida,
masticada la emoción,
digerida en calidades,
se dibuja la pasión
con matices maleables.
Invadida la razón
en intervalos amantes,
la instantánea del sopor,
realiza vuelos rasantes.
Insultado el intelecto
por estertores del celo,
reaviva el ansia escondida,
y ensimisma el desenfreno.
Constatando el recorrido
que rezuman las esquinas,
certifica defución
de un orgasmo compartido.
Amordazado el sentido
que puede tener el gesto,
sin pensamiento ninguno
me acoplo a un tú,
y te deseo.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Entre temporadas






Descubrí que en el mundo, entre temporada y temporada, la gente se disfrazaba, envuelta en fundas sin fundamento, juzgando sudorosa, blandiendo un yo no puedo pero tú tampoco, mira lo que tengo y soy mejor, me duele pero no miro, huele mal pero voy peinado, te piso pero consigo, me das pero no me esperes, grácias pero no te oigo, te quiero pero no lo digo, estoy pero no me ves.

Proseguí inholora, entre rayos y truenos, vientos cálidos, sonrisas, frío, promesas, lágrimas, logros, confidencias, abrazos y pactos, caídas, premios y dudas.

Descubrí que a pesar de capas inmundas de hedores putrefactos en el asfalto, se puede caminar esquivando, levitando sin tocarlos, y que más arriba, huele a mar, a viento, a cielo, ...con un ambientador muy, muy potente en el bolsillo que hace milagros.


viernes, 1 de octubre de 2010

Mientras bostezas.









No oía. Porque no podía. Me preguntaban creo, pero no escuchaba. Me parecíó sentir que me tiraban de la manga.
Era esa sensación. Esa sensación como de tener el aire detenido en la palma de la mano, descansando, entretenido. Esa sensación de que lo de fuera no va contigo. Esa sensación de continente impreciso y contenido incipiente. Eso, de contenido sin continente...
- Perdona, no encuentro mi mirada.
Al volver a casa había arrojado el bolso y las llaves al suelo y me acomodé en el sillón junto a la ventana, silenciosa, mirando al frente. Asomada de puntillas al mundo, fumé, mientras pensaba que mientras terminas tu bostezo no pienso abandonar el movimiento. Decidí salir al aire, digna y erguida.
Seguía por eso sin poder rozar el suelo.

Mañana, de noche, déjame la luz encendida.



lunes, 20 de septiembre de 2010

Semilla Negra



...Si me llevas contigo, prometo ser ligera como la brisa...y decirte al oído secretos que harán brotar tu risa...

...ese beso entregado al aire es para ti, fruta que has de comer mañana, guarda la semilla porque estoy en él y hazme crecer en una tierra lejana..

...tengo un pensamiento vagabundo, voy a seguir tus pasos por el mundo y aunque tú ya no estés aquí, te sentiré por la materia que me une a ti...

Radio Futura





En nuestras noches, entre sombras, me anclé a tu ser.
Decida y fuerte, como las algas enraizan en la profundidad de fondos marinos
y como ellas, ligera y etérea te acompaño con mi dulce y apasionada danza
en cada una de tus noches dormidas y sin dormir.

Durante el día, como los rayos del sol
acompaño y caldeo tu alma helada
y repto por tus pasos mudos,
entre pensamientos en negativo y fantasías uniformes conjuntadas.

Germina mi calor junto al tuyo
hagas lo que hagas,
y estés dónde estés.

Reflejada en mil instantes
te acompaño y te contoneo volátil
entre las yemas de mis dedos,
como brotes nuevos,
haciendo renacer- te mil estremecimientos a contraluz.

Y en la nube del sueño, de nuevo,
me haré real cual tierra húmeda y fértil a tu deseo
mientras me aspiras en círculo
y recorres mis pliegues con atisbos de incredulidad
por sentirme tan cerca y próxima,
redoblando mi voluntad encadenada a tu latido.

Cómodo y protegido entre mis brazos,
acunado por mi melodía,
labrarás en mí tu camino sinuoso y privado
dejándo a tu paso la marca de tu ser
cuando consigas que la exquisitez del fruto lleve tu aroma grabado.

Afianzado en mi entrega a ti,
reinvento tu rostro y recorro tu voz,
así como mi semilla recorre sin labrar
el barbecho de tu tierra negra y oscura aún por descubrir.



domingo, 19 de septiembre de 2010

POR TI



A solas, respiró tranquila, y como siempre se dejó llevar.
Y sacudiendo las escusas de la falda, decidió contar sin medir el lenguaje.
Había aprendido a escuchar.
A escucharse a sí misma.
Y a medida que transcurrian los años iba adquiriendo una agilidad casi felina.
Ahora la retórica anidaba en su escote.
Entre sus piernas un latido.
Y en su alma una medalla.
Estaba satisfecha con el resultado de su discurso, sobre todo porque se había dado cuenta de que la vehemencia de su jodida sensibilidad, esa otrora sin pulir, le había calado hondo.
Siempre calaba hondo.
A veces pesaba, pero ya sabía cómo sacarle brillo.
Ahora por el camino ancho de la vida, cabalgaban juntas.
A galope.
O no.
Pero siempre respirando. Disfrutando.
Ella le daba la fuerza, que siempre la hacía seguir.
En su cara, una historia. La de toda una vida sin haberse rendido, al menos voluntariamente. A pesar de haberlo intentado o pensado.
Y aquí, ahora, con la palabra escupida sin ver, como si estuviera distraída de lo que venía a decir, porque el pensamiento que le rondaba era demasiado intenso...
Sus ojos trepanaban el desánimo, tarde o temprano, de la débil mirada, cuando bajo sus párpados caídos, desprevenidos, se colaban algunos copos de silencio frio.
Y entonces con cara de imbécil y esa sensación frustante de cazadora cazada, de luchadora vencida, volvía a conseguir tirar.
Porque en lugar de encontrarse la desilusión con una mujer abatida y presta a gimotear, se encontraba con una de mirada penetrante, incoforme, de bajo volumen pero vuelos exagerados.
Y ella, la miraba, observadora, sin decir ni pío.
Y acercándose, con mano incierta, acariciaba a la malnacida.
Se detuvo de nuevo, recobrando el aliento, como si hubiera hecho una auténtica carrera.
Golpeando el suelo con fuerza y alzando la voz impidió que su voz se acallara por la presión de esa suave soga. Nunca se acostumbró a ese frio insultante de su contacto, que conseguía calarse
hasta el corazón.
Y satisfecha, siguió luchando, como siempre.
Y de nuevo decidió seguir engolfando pensamientos.





Esta noche se verá una nueva estrella brillar, en el último fin de semana del último verano.
Te envío un beso, desde aquí.
Siempre me caíste bien.
Rebelde, excéntrico, polifacético, comunicador, luchador.
Con tu sello, como tiene que ser.
Este es mi humilde homenaje a un hombre que se lo merece, y que no dejó de luchar nunca, por ideas, por conseguir, por ser auténtico y por ser y comportarse como realmente era.
Y a todos los que lo hacen.
A todos los que luchan, y no dejan de hacerlo.
Por algo.
Por dentro.
Por fuera.
Por alguien.
Por lo que sea.
Por ser.
Por soñar.
Por conseguir.
Por amar.
Por decir.
Por no caer.
Tú dejaste de hacerlo, creo recordar.
No tenías opción decías.
Y entonces ya no lo haces?
Calla, que me da la risa.
Cuando lo hagas, me llamas, sabes que estaré aquí.
Ahora escucha, un canto nacido en un momento especial de nuestra historia.
La de todos.
Va Por ti.
Y por ti.

martes, 14 de septiembre de 2010

ME REGALAS 2 min. 40 seg ??




Se oyeron unos pasos...alguien se acercaba.
Unos ojos se adivinaron a pesar de la débil rendija.
.
Hola! Te puedes quedar, tan sólo 2 minutos 40 segundos???
.
Le dijo directamente en el mismo instante en el que la música empezaba a envolver la estancia.
Había entrado tan sólo un momento. Para husmear unicamente. Puede que hasta incluso saludarla deprisa, sin quedarse demasiado.
Siempre las prisas, nunca dejaban las muy sinverguenzas disfrutar de nada...
Y ya de pie, a punto de salir, va y le salta con eso.
Como única respuesta, alzó las cejas, con cara de decir, y eso qué quiere decir y qué y para qué.
Y ella, al ver esa expresión sonrió.
Y con un gesto suave, casi imperceptible pero que no admitia réplica, como si acariciara el aire de su lado derecho, le indicó el sofá, cómodo y mullido en el que se encontraba recostada.
Así, que como tampoco le iba de dos jodidos minutos, se sentó a su lado. Al fin y al cabo debía reconocer que allí se estaba bien.
Y entonces la oyó decir con una voz decidida y emocionada que le sorprendió
.
Sabes, a veces esos dos minutos pasan inadvertidos, camuflados entre el rugido ensordecedor de engranajes de tic tacs, largas ristras de tareas, sensaciones recortadas, demasiado discurrir entre pensares acrecentados por ojos que no miran y oídos que no escuchan, muecas en labios que no besan, y gestos desperdiciados entre dedos que no acarician...La vida es modelable, manejable...así que dale forma y sabor. Cójela cual bolsa de tila natural y saludable, sorprendente y emocionante, y como en el agua hirviendo, introdúcela y una y otra vez para extraer su jugo, toda la sustancia acumulada, lista para ser saboreada y paladeada, para al final estrujarla con decisión y ganas, escurriendo toda su esencia guardada, acumulada...y eso hago...
Dame la mano.
Y cierra los ojos.
Los minutos...Ya casi a pasado el tiempo...
.
Oyó justo cuando abría de nuevo los ojos. La verdad que había sentido su calor, su proximidad, un magnetismo especial, se sentía bien...pero de nuevo apareció el interrogante en su mirada...y ella adivinando sus pensamientos, antes de tan sólo un sonido se escapara por sus labios, le dijo
.
Es ésta canción de Puccini, tiene algo que consigue siempre erizarme la piel. Y tú...Quería escucharla contigo, sólo eso...quería sentirte cerca, tan sólo ese instante. Suena raro?..yo...lo necesitaba. Emocionarme a tu lado, sí!!
No te entretengo más, corre, te puedes ir.
Gracias por venir.
Hasta otro día, vuelve cuando quieras ...
.
le dijo alejándose, ya cuando la perdía de vista entre las sombras, mientras pudo distinguir su mano blanca y elegante desde lejos, que con esa exquisitez en sus maneras que siempre la acompañaba, le envíaba un cálido beso...Ahora no fué ella la que sonrió...Porque lo que no sabía era que también le había acariciado el alma.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Cuando tiemblo...



Es el vibrar de un roce
en un entrar hambriento.
Es la inyección de un hondo instante
en un intenso momento.
La vida, electrocutante,
en lo más profundo, sintiendo.
La diana en las entrañas,
es la caricia en el alma.
Una muerte compartida,
un poder rozar el cielo.
Es lanzarse en el vacío,
un arder sin sentir frío.
Un conseguir darlo todo,
y percibir mil sentidos.
Es la complicidad con forma,
llega el éxatis,
y la deforma.
Es un temblor que da vida,
en un morir que la quita.
Es un bucle de deseo,
es la fusión de alma y cuerpo.
Es la mente doblegada,
ante mágica descarga.
Es temblor,
es derretirte
al abrigo de un jadeo.
Es la unión de TU sentir,
cuando abrazo un YO te siento.



Mágica

martes, 7 de septiembre de 2010

Desde la Realidad...

Cuando el ser humano concibe una pasión, tome la forma que tome, llega a un grado de energía en el que nada ni nadie puede refrenarla.
Mágica

Y aparece una idea. Y la hacemos nuestra.
Una opinión, un proyecto, un deseo, una intención sincera, verdadera.
Pequeña, insignificante.
Y germina en algún lugar de por ahí dentro. En un mágico rincón anida, crece y se hace enorme.
Y entonces esa idea pasa a formar parte de algo muy nuestro, íntimo y personal.
Recibe entonces la energía necesaria para mantenerla viva, le crecen alas y se convierte en sueño. Enquilosado en un apéndice interior que como un pedazo de nosotros lucha por conseguir, intentar y hacerlo parte real, de algún presente que pueda ser visto... y aparece la esperanza.
¿Cómo se separan las percepciones reales de las que surgió una idea amparada en la razón y la lógica, la voluntan y un deseo o superanción, de las que aporta el sentimiento, lo soñado?
¿Cuando esa idea forjada se convierte en ideal?
¿Dónde está la línea fronteriza que separa la idea concebida como algo posible, en un sueño imposible de realizar?





A veces intento encontrar una respuesta....idea o ideal?

Mientras, desde mi realidad, no sé dejar de soñar. A veces entre retazos de sueños, reflexiono... ¿ cuando algo que sueñas y deseas se convierte en utopía, en algo inalcanzable, demasiado idealizado? ¿Hasta qué momento se debe luchar por un sueño?

Todavía no lo sé...pero no sé dejar de intentarlo.

sábado, 4 de septiembre de 2010

A reBuFo Yo Te SigO




Descompongo los racimos de los placeres vividos
y los ato a mis pestañas
como el viso del mañana.

Desgajo los porqués
y los exprimo sin miedo,
el antídoto precioso
para volar con el viento.
Alzada en mis tacones,
mirada limpia y desmaquillada,
piso fuerte en el instante,
y a lo lejos, un camino.
Nada espero.
Sólo admiro.
Sé que me acerca lo bello,
yo me labro mi destino.
Sin prisa, pero sin pausa...
Tempus fugit, sí.
A toda hostia!
Y sonrío...
A rebufo yo te sigo.





jueves, 2 de septiembre de 2010

NO PREGUNTES...



Querías que ese dia no preguntara.
Y te seguía, desde hacía rato.
Seguíamos andando, ahora por pasillos de recodos oscuros en los que eras mi guía. No podía adivinar ni lugar, ni situación.
Me dejaba llevar, como querías. Y esa incertidumbre, mezclada con curiosidad me aceleraba, me provocaba una suma de sensaciones, encontradas, fusionadas, contrarias, intensas...esa mezcla de temor y placer, de inquietud y sorpresa, intriga y deseo...
Me llevabas delante de ti, y oía tu respiración cerca, agitada.
Y te oía...susurrar palabras excitado, entrecortadas.
Hubieras parecido hasta borracho para oidos ajenos.
Pero yo te entendía bien.
Borracho de lujuria, me apretabas contra ti.
Pasillos.
De vez en cuando me detenías, enlazando con tu brazo izquierdo mi pequeño y ardiente cuerpo cuando tu mano derecha se deslizaba zigzagueante bajo mi falda por detrás y acariciaba, buscando y rebuscando, lo que ansiabas convertir en tu propiedad.
Seguíamos andando.
Y cuando menos lo esperaba volvías a frenarme.
A veces, entre pasos te atrevías incluso a recorrerme, rebuscarme, allí de pie, entre las sombras del solitario edificio, dejándome ese temblor en las piernas que casi me impedía seguir avanzando.
Llegamos al pie de una escalera y subimos.
Luego se abrió una puerta, hiriendo a mis ojos con reflejos de luz intensa.
Te sentía pegado a mí. Seguro, experimentado. Tu boca pronto estuvo pegada a la mía.
Quería a veces observar y ver dónde me encontraba, pero toda resistencia a tu roce no era más que un remilgo inutil.
Tu saliva me pintaba.
Tus manos me reconocían.
Tus dientes me marcaban.
Tus gemidos me transportaban...
Y entonces dejé de ver para solo sentir.
Cerré los ojos.
Creo...
O me los tapaste tú???



lunes, 30 de agosto de 2010

BorrAcHa dE nOcHeS.




Inquieta.
En la oscuridad de la noche, de una y de un montón, se revolvió.
Se agitó y dejó que sus palabras volaran. Sujetas a sueños, olores, fluidos y risas, desnudos al sol, horas sin reloj y remojos sin prisa.
Y volaron sí, desaparecieron, perseguidas por su breve eco camino de algún rincón oscuro del inmenso techo.
Entonces cuando ya no quedaba vestigio ninguno de ellas, dudó si todo había sido algo real.
Y qué más da...a veces las palabras son canallas. También se pueden equivocar, con su pálpito independiente y rebelde. Como los sueños. Pero no deben frenarse.
Acompañada por el silencio, puso atención en escuchar el tiempo...
El suyo.
Sólo eso.
Y la oscuridad de la noche. De paz, de susurros acariciantes, de estrellas sin polución, de crepitar de viejos tejados de casas cansadas de pueblo, de cuestas con aliento sin aceras, de campanas arrogantes que te arrancan el dormir.
Y silencio.
Tan largo, que por unos instantes pensó que la vida se había fugado con las dudas a cuestas. Incluso tiempo de reconocer que estaba dolida. O mejor ofendida, sí. Con la vida, como cuando le robaba sin preguntarle, sin perdirle opinión ninguna, a escondidas, con nocturnidad. Pero la seguía amando. Siempre se conseguían entender. Acuerdos cariñosos. Genio y figura las dos.
Y se repitió, no deberías hurgar en heridas. No, ni en la mierda que conllevan postulando emociones. Así que fuera...
Borracha de noches, ebria de sus momentos...
Y mientras salía, al dia que la deslumbraba, pensó con claridad fría y decidida.
Alzó la mirada hacía las ventanas, con las persianas a medias, que parecían ojos que le hacían un guiño.
No te molestes, pensó mientras seguía, sin inquietud ninguna a la espalda.
Y tranquila, bostezó.
No de aburrimiento, de placer.
Que gusto no tener nada que hacer.
Y tener el tiempo para hacerlo todo.
Que bien le sentaban sus dias de vacaciones.
Dias de regalo que tanto necesitaba, que borracha de vida, se la estaban devolviendo...

sábado, 14 de agosto de 2010

NO DIGAS NADA




Rescatando los rodajes perpendiculares al todo,
planeando en los bagajes inevitables en modo,
reedifico lo caído
redibujo lo sentido.

Refinada migración sobre la idea tangible
estornuda la pasión
y me vuelvo irreductible.

¿ Y qué tiene la razón exudada, vomitada, que me envuelve por completo
y un reguero de descargas va lamiendo mis entrañas?

Es la brocha que reboza la locura contenida,
es cordura relajada del pecado acorazada.

Eres tú cuando me rozas,
es tu boca si me toca.
Es tu alma que me llama,
mírala como me ama!

No importa,ahora...
ahora no digas nada.

lunes, 9 de agosto de 2010

Podría ser...



Podría ir contra corriente, amenazada con la inmersión en aguas en peligroso movimiento, cuando sigo tu paso incierto.

Podría ser piel fundida preparada para sentir la tuya como si fuera la mía.

Podría ser silencio, cuando no hablo con voz, y lo hace el corazón disfrazada de tu aorta.

Podría ser aire para huir a la nube cuando necesites brisa nueva, y electrocutarte con ella.

Podría ser perfume de un roce compartido y profundo, e impregnar tu olor festoneando tus sensaciones.

Podría ser sonrisa sincera para alegrar tus noches cautivas de agotamiento y reconvertir tus lágrimas en almíbar.

Podría ser movimiento y mecerte lentamente, amansando la contradanza nacida de tus caderas.

Podría ser baile de junco, flexible y elegante, al ritmo de tu deseo, columpiada en el trapecio del vértigo de tu conjugado desenfreno.

Podría ser hoguera, alimentada por tu calor incandescente, y prendiendo los secretos no confesos de tu propiedad, y haciendo un cambio de nombre.

Podría ser bufanda en las húmedas noches, espantando el frío a mi paso sereno y generoso, en furtivo descenso desde tu nuca.

Podría ser sueño e imagen de un alma alada.

Podría ser que no fuera.

Pero soy, puedo y quiero....a tu lado me quedo...

Pellízcame fuerte desde esa realidad, cuando sientas que mi saliva te pinta con mis colores de vida..


viernes, 30 de julio de 2010

aLmA



Si la Sensatez pudiera abrirse paso a empujones,
lo haría, sobresaltada, anulando sensaciones.
Lijaré las impurezas.
Limaré imperfecciones, de un aLmA que desgastada,
quiso volar desairada.
Y se convirtió en macarra.
Y le chuleó a la pena.
Y al murmullo descarado de prejuicios y rarezas.
Sorda a grandes reprimendas.
Ni con bozal, ni con riendas,
y sin leyes, sin enmiendas,
puede dejar de mostrarse como le grita la Esencia.
Y morirá en libertad.
Aunque la acallen.
La venzan.
Y al llegar la Realidad, insensible, con espuelas,
la quiere domar, la monta, la intenta convertir en presa.
Riza el rizo y se retuerce.
Aún no existen las cuerdas que te puedan retener y conseguir dejar quieta.
No aprendiste a volar y planear, para dejarte anclar ni vestir de prisionera.
Sube a pintarle una sonrisa a la luna cuando te venga en gana.
Dale un morreo al sol cuando gustes, que jugar con fuego es lo que tiene, quema pero triplica la pasión...y a ti te enluce.
Te conmueve.
Y te pone....
te pone sonrisa de mala.
Inyección de adrenalida directa a las entrañas.
Vuela alto que así engordas, y luego te muestras lustrosa, suave, cálida, generosa.
Ponte bella como sabes para luego regalarte.
aLmA,
Tu dices.
Tu haces.
Tu besas, acaricias, amas, aprendes,...me embelesas.
Tu mandas.
Shhhhhh.
La escucho...ella dice que no piense...que por la vida me deslice.

Por supuesto.
Pero prepárate, que luego lo pienso hacer por tu cuerpo...





jueves, 29 de julio de 2010

Atiende...



Un mensaje sin soporte,

una caricia sin tope,

un te siento sin permiso.

Lo especial se esconde en sigilo.

Aguarda a ser descubierto, tras el biombo de la sorpresa repentina...

Para lo fácil, inalcanzable.

A nada ni a nadie, caso omiso.

El importe de mi contenido, te lo susurraré mañana al oído.

Sin prisa, pero atiende, te lo haré llegar de improviso.

Cíerrale los ojos al mar.

Abre los tuyos a mi despertar.

Tengo mucho que decir.

Aún tengo que ganar.

Me queda más por sentir.

martes, 27 de julio de 2010

COLORES

Siempre he venido aquí sin ver. Me propuse abrir este rinconcito sólo mío, para no hacerlo. Para sentir, volar y soñar. Para dejar sacar y aprender de ello.
Así, que después de algún tiempo, y desde unos principios en los que apenas me leía nadie, excepto algunas personas cercanas, a un ahora en el que puede que lo hagan algunos más, voy a seguir haciéndolo.
No pienso ver.
No voy a mirar, digan lo que digan.
He venido aquí sin planear. Jamás. Ni pienso hacerlo. Solo acudo siempre ante un impulso, ese que un dia aprendí a seguir. Y no pienso acallarlo nunca. Así que cuando he saltado de alegría, cuando algo me ha indignado, cuando he opinado, deseado, emocionado, reido, sentido,... simplemente es lo que he contado.
Y ahora? ahora que quizás tengo unos malos dias, algo más decaida, o triste o apenada o desanimada, no debo hacerlo?
Porque he de callarme? queda mal? no está de moda? no es lo ideal?
Pues, yo sigo sin ver....




No veo dónde está lo negativo, lo perjudicial... Pero si lo malo es guardarlo.
No debemos cerrar la puerta a los sentimientos negativos.
No hay que pensar que con frustaciones, culpas, penas o inseguridades no seremos felices.
Si forman parte de la vida!!!
No nos deben dominar, claro, pero estar están. Solo hay que tratar de entenderlos.
No pienso mirar hacia otro lado.
No pienso girar la cabeza.
Siempre hay etapas. La vida es así. Es lo natural. No lo es lo contrario. Es la evolución, la nuestra.
Porque la vida, aunque sí a ratos, no es siempre de color rosa.
A veces una lucha, una decepción, una pérdida, una ausencia, o lo que sea, porque hay cientos de motivos, provocan un cambio en el estado de ánimo. Y algo por ahí dentro se tambalea...
Vaivenes del ánimo....
Y porqué es malo?
Nunca la sonrisa es fija. Nunca la felicidad es constante. Nunca nuestros sentimientos son los mismos. Que monótona la vida si fuese plana siempre, como un encefalograma...
Por supuesto que hay que reir, y ser feliz, y es la actitud lo que lo consigue.
Pero en ocasiones, el replegarse, el mirar hacia dentro es necesario. Obligatorio.
Qúe duele? qué cuesta? qué quiero? qué necesito? qué me pasa?
Hay que aprender, soltar, observar, escucharse, a veces en soledad.
Hay que desaprender, a veces también.





Sí, eso creo. Eso siento. Eso pienso.... la vida, por suerte, no es siempre del mismo color. Que aburrida sería entonces. Nos perderíamos los demás tonos. No apreciariamos las gamas. No podríamos elegirlas, con voluntad y alevosía, con gusto y placer,... las más preciosas para cada uno.
Y a mí, que me gusta pintar desde niña, siempre me han enamorado los colores cálidos. No me van los fríos ni los neutros.
Pero la paleta está ahí. Hay que mezclar, hay que mancharse las manos, y la ropa, hay que rebozarse de vida para poder sentirla.
Y qué si estoy más desanimada??? será mi lucha, el calor, que necesito vacaciones,...será la vida!
Que tengo pena, y desilusión, y desanimada....bueno!!!
Sí, y qué?
No es mi estado natural. Así no nací, ni crecí, ni seguiré. Ni se pega...
No esconderé ni un matiz.
Lo Bueno, de lo Malo....
Pero sigo pintando.
Cómo apreciar lo bueno, lo bello, lo valioso, lo alegre? por catálogo?
No, rozando y tocando desde cerca.
No pienso girar la cara, no.
Crearé mis colores.
Con cada latido.


P.D. Y que conste que he llorado mientras escribía esto ahora... Pero no de pena! :).. Que consta ante notario. Han sido lágrimas de esas que valen, de las que tienen precio, de las de emoción....una que es idiota perdida a pesar de lo grande, por seguir conmoviéndose cuando algo le sale del alma directamente. Eso es lo que pasa cuando no se piensa ni se mira.... Se vomita directamente, y guste o no guste lo que sale, a mí me roza cuando sale. Con cada acento...